Síguenos en nuestras redes

Hola, ¿que estas buscando?

NV Noticias

Macroscopio

La alianza opositora cautiva de los partidos tradicionales

Edgar González Suárez

Es innegable que el Proyecto de la 4T que, asume el Gobierno de López Obrador, Morena y sus aliados, tiene frente a sí a una oposición política, subvencionada por la derecha y el conservadurismo, y que se afirma con un rechazo a absoluto a todo el proyecto y programa de la cuarta transformación.

La oposición, aliada en la figura de “Va por México”, se constituye por los partidos tradicionales del espectro neoliberal y conservador: el PRI y el PAN, por los residuos del PRD, que defiende su perfil socialdemócrata, pero que perdió toda legitimidad y respaldo, cuando su dirigencia formal, los Chuchos, se sumaron acríticamente al proyecto neoliberal del Panismo y el Priísmo desde el año 2000, y fue vaciado en su contenido y militancia por el huracán del proyecto político de MORENA en ciernes.

El conservadurismo y el liberalismo panista se encuentra incólume, en cuanto a su contenido ideológico y programa político: libertades ciudadanas, beneficios económicos a las clases privilegiadas, la familia como institución abstracta y el ejercicio del poder para ensanchar los intereses privados sobre los públicos. Ese bloque, en su conjunto, se encuentra atrincherado en su partido e instituciones y desde ahí ha declarado la guerra a López obrador, como antes a Plutarco Elías Calles a Lázaro Cárdenas y desde siempre a Andrés López Obrador.

Para vencer a Morena en las elecciones de este año y en las elecciones presidenciales de 2024, la alianza opositora pretende construir una mayoría electoral que derribe, detenga la 4T y meta a la cárcel a López Obrador, proyecto ideológicamente panista y ultraconservador. De quienes siempre esperamos ese discurso. Con ese objetivo, los panistas festejaron con luces y diamantina, el acuerdo con el PRI, según el cual, los candidatos a los gobiernos de Coahuila y Estado de México, serán propuestos por el PRI, y los candidatos a la Presidencia y a la ciudad de México, serán propuestos por el PAN, y que de entrada cayó muy mal en el PRD, quien sin cuadros ni militancia, ahora pretende apoyarse en la llamada sociedad civil. Los empresarios, encabezados por Claudio X. González, reaccionaron en contra de ese acuerdo, en varias organizaciones de la sociedad civil que pretendían jugar un papel decisivo en la selección del candidato a la presidencia de la república, también se sintió el desencantó. En el mismo PRI, las corrientes enemigas de Alejandro Moreno se sintieron frustradas, atacadas y desorientadas. ¿Se imaginan ustedes a Beatriz Paredes, Claudia Ruiz Massieu, o al Senador Jorge Ramírez Marín votando o llamando a votar por Lilly Téllez o Santiago Creel a la presidencia, por Kenia López Rabadán o Jorge Romero y el cartel inmobiliario en la delegación Benito Juárez, para jefes de gobierno de la CDMEX?

Apenas en octubre pasado, el Frente Cívico Nacional; Poder Ciudadano; Une México; Unidos por México, se agruparon para elaborar un programa de gobierno y poder registrar un candidato de unidad a la presidencia de la república. Crearon una asociación llamada “UNIDOS” y con ello pretendían meterse a la selección de candidatos presidenciales.

En el Polyforum Cultural Siqueiros se dieron cita, “representando” a la sociedad civil, los empresarios Claudio Xicoténcatl González y Gustavo de Hoyos Walther, financiadores y organizadores de “Va por México”, el senador, que hoy se dice independiente, José Álvarez de Icaza, y el expresidente nacional del PRD, asesor de Francisco Cabeza de baca, y representante del gobierno de la Tamaulipas, Guadalupe Acosta Naranjo, entre otros, y que ahora, dicen representar a la llamada sociedad civil.

Esta sociedad civil de entrada quedó fuera del acuerdo entre el PAN y el PRI, y la otra, la sociedad civil, organizada y conformada por ciudadanos libres, sin ataduras orgánicas a partidos, que luchan por causas muy específicas, esa, pues esa ni siquiera existe para los partidos políticos, y mucho menos para los liderazgos postizos y oportunistas que esperan lograr sus ambiciones presentando un candidato a la presidencia de la república.

Hasta ahorita, la oposición se moviliza por posicionar candidatos, se hacen reuniones, manifestaciones, se constituyen asociaciones, logos, parapetos electorales, pero hasta hoy, de ellos solo he escuchado: “Morena es una desgracia para el país”, “El INE no se toca”, “Vamos a meter a la cárcel a López obrador”, “sacar al Narco gobierno de obrador de las instituciones”, “El obradorismo es una secta que hace brujería en palacio nacional”, y cuanta babosada se les ocurre.

A la oposición le hace falta mucho, no llega a los corazones y a las mentes de la población, y peleándose públicamente por quien será el candidato de la oposición para enfrentar a Morena, pues sus expectativas de triunfo se ven aún muy lejos.

Yo veo, Jorge, a la oposición desesperada y cautiva de los partidos e intereses tradicionales.

Click para comentar
0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

Advertisement
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x