Síguenos en nuestras redes

Hola, ¿que estas buscando?

NV Noticias

Nacional

Espió PGR a activistas por ser sospechosas en caso de fosas de San Fernando

Para la entonces Procuraduría General de la República (PGR), la periodista Marcela Turati, la antropóloga Mercedes Doretti y la abogada Ana Lorena Delgadillo fueron sospechosas de la masacre de San Fernando, por lo que entre 2015 y 2016 abrió una investigación en contra de las defensoras de los derechos de los migrantes.

The Washington Post dio a conocer que la autoridad realizó diligencias en contra de las tres mujeres, además, se ayudaron de poderes legales para vigilar a las mujeres, como registros telefónicos y mensajes de texto, asimismo, la Policía Federal mapeó sus comunicaciones.

De acuerdo con el diario, la investigación fue de más de 200 páginas y se realizó de forma secreta.

Este tipo de acciones, brindan una mirada poco común de la forma en que México vigila no sólo a criminales, sino también a activistas de derechos humanos, periodistas y críticos.

En el texto de The Washington Post, la autora Mary Beth Sheridan puntualiza: “En México, hay una ley que otorga a los fiscales autoridad para controlar las comunicaciones de los sospechosos, encarcelarlos sin cargos y limitar su acceso a abogados. Fue aprobada en 2008 para luchar contra grupos narcotraficantes tan poderosos que el gobierno mexicano los consideraba una amenaza existencial. Sin embargo, la medida se ha utilizado en los últimos años contra políticos acusados de corrupción, ejecutivos de empresas sospechosos de fraude e incluso 31 científicos acusados de irregularidades presupuestarias.”

Por su parte, José Miguel Vivanco, director de la División de las Américas de Human Rights Watch aseguró que la investigación de las tres mujeres es un caso extremadamente revelador “de un sistema judicial disfuncional e incompetente que se utiliza habitualmente para el abuso de poder.“

En este contexto, no hay indicios de que la investigación haya revelado alguna evidencia de irregularidades por parte de las tres mujeres, en consecuencia, nunca se presentaron cargos.

Fue la Unidad de Crimen Organizado quien abrió una investigación de secuestro como parte del caso de la masacre de San Fernando, aunque no hubo alegatos de que las tres mujeres estuvieran involucradas en algún secuestro.

Fue así que los investigadores enviaron una orden “extra-urgente” a las compañías telefónicas mexicanas para entregar los registros de todas las llamadas y mensajes de texto iniciados o recibidos por Turati, Delgadillo y Doretti a partir de febrero de 2015, además de información sobre sus ubicaciones durante cada llamada. “Tenían un mapa perfecto de lo que estábamos haciendo durante un año”, dijo Delgadillo.

“Lo que comenzó como una excepción se está convirtiendo en la regla”, dijo al diario estadounidense José Ramón Cossio, ex juez de la Corte Suprema. “Mi preocupación es que cada vez que los fiscales no tienen la capacidad de investigar o construir un caso, lo utilizan esto para crear acusaciones”.

Fuente: Infobae

Click para comentar
0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

Estado

Sam Ojeda | NV Noticias Xalapa.- En Actopan fue hallada una fosa clandestina a la que acudieron colectivos de familiares de personas desaparecidas junto...

Estado

Julio Escobar / NV Noticias De los 2 mil espacios recuperados por la presente administración municipal en el panteón antiguo de Coatzacoalcos solo quedan...

Estado

Julio Escobar / NV Noticias Coatzacoalcos.-Este martes iniciaron las diligencias para localizar posibles fosas clandestinas en un predio de la colonia Santa Rosa de...

Estado

Sam Ojeda / NV Noticias Xalapa.-  La vocera del Colectivo Solecito Veracruz, Lucía de los Ángeles Díaz Genao, señaló que buscarán ingresar en la...

Advertisement
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x