Síguenos en nuestras redes

Hola, ¿que estas buscando?

NV Noticias

Purgatorio

Mentiras y desinformación

Foto: Gerd Altmann en Pixabay

Así como los vacíos en la comunicación son propicios para crear un mundo de desinformación como lo explicamos ayer con el caso del silencio que guardaron las autoridades federales sobre la evolución de la salud del presidente sobre su infección de Covid, también la mentira puede ser un fuerte incentivo para generar este fenómeno. Para este efecto, vamos a tomar el Plan Nacional de Vacunación que presentó el día de ayer el gobierno ferderal.

La referencia bibliográfica que vamos a citar para este análisis será de nueva cuenta el libro “Es real la realidad” de Paul Watzlawick. En su apartado “Donde todo es verdad, también lo contrario”, Watzlawick hace un análisis del poema del inquisidor de la obra de Dostoiesvki, Los hermanos Karamazov, en el cual resume que dicho poema presenta situaciones totalmente diferentes según la visión desde donde lo mires, la de Jesús o la del inquisidor, pero ambas presentan su propia realidad.

Así parecido está el Plan Nacional de Vacunación que, por un lado, nos habla de calendarios de vacunación, sectores prioritarios para recibir el biológico, número de dosis que vamos a tener; nos dicen que de Pzifer, que de la china Cansino, que la Sputnik V rusa, que la de AstraZeneca, que la alemana, que muchas otras más. El tema es que, por otro lado, ahora mismo no hay vacunas en México. Kafkiano que comience un plan de vacunación ¡Sin vacunas! ¡Dos realidades paralelas! o, ¿Contrapuestas?

Han declarado en varias ocasiones desde el gobierno federal que ya se tenía asegurado el abasto de millones de dosis de vacunas para estas fechas, lo cual no es verdad porque no se están aplicando como se debería. Como comentamos al principio de esta entrega, la mentira puede ser un catalizador del proceso de desinformación que a la postre puede ocasionar incertidumbre, desestabilidad política o, incluso, en algunos casos, le puede dar un vuelco a una elección.

Un hecho concreto de esto sucedió en España en el 2004 cuando José María Aznar perdió la elección debido al pésimo y mentiroso manejo de la comunicación del fatídico atentado terrorista del 11 de marzo en la estación de trenes de Atocha.

A cinco días de la elección, el candidato del Partido Popular (PP) José María Aznar, quien era presidente en funciones y buscaba la reelección, llevaba 10 puntos porcentuales de ventaja a José Luis Rodríguez Zapatero del Partido Socialista Obrero Español (PSOE). Esa terrible mañana del bombazo, con la desesperación y el caos, el ministro del interior, Ángel Aceves, salió a declarar que todo apuntaba a que había sido la organización terrorista vasca ETA la perpetradora del crimen. Minutos después salió ETA a deslindarse del caso.

Pasaron las horas y pronto se iban vislumbrando datos que apuntaban a que el responsable del atentado había sido el terrorismo islámico, situación que ponía en jaque al presidente y candidato Aznar por su participación en el famoso pacto de las Azores, junto con Tony Blair y George W. Bush, para invadir Irak y hacerle frente al terrorismo de Al Qaeda.

Pasaron dos días y el gobierno de Aznar seguía ocultando la información y desmintiendo que hubiera sido el terrorismo islámico. En un hecho sin precedente en España, la ciudadanía y el partido opositor activaron una ola de mensajes SMS vía teléfonos celulares (recordemos que en esas fechas todavía no existían las redes sociales como las conocemos ahora) en los que acusaban al gobierno de Aznar de mentiroso tratando de desvirtuar los hechos ocultando información.

La situación resultó insostenible para el gobierno de Aznar; tuvieron que salir a declarar que sí había sido Al Qaeda el responsable de la masacre. Este hecho generó un enojo social de tal magnitud, que el día de la elección (cinco días después del atentado) José Luis Rodríguez Zapatero del PSOE revirtió los 10 puntos y le terminó ganando la elección a Aznar por 10 puntos más.

Este suceso es un excelente ejemplo de cómo la mentira en el quehacer público, si se sale de control, puede genera hasta la caída de un gobierno. Por el bien de nuestro país, esperamos que nuestras autoridades se ciñan en decir la verdad y no sigan creando realidades paralelas que a la postre nos van a terminar hundiendo en todo sentido, empezando por ellos mismo en las próximas elecciones de junio.

Ya de paso, si hace falta, como es el caso nuestro con el manejo de la pandemia, que nuestras autoridades también tengan la humildad de decir nos equivocamos y debemos rectificar.  Eso les sería mucho más rentable en imagen pública que pretender esconder datos y maquillar cifras. ¡Volteen a ver al Reino Unido! Boris

Johnson los podría asesorar muy bien en ese tema. Volvemos a recordarles que el 6 de junio hay elecciones.

Jorge Luis Malpica

Click para comentar
0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

Purgatorio

Jorge Luis Malpica Ortiz La semana pasada el presidente López Obrador mandó al poder legislativo la iniciativa de reforma a la ley eléctrica que...

Purgatorio

Jorge Luis Malpica  La desafiante política exterior que está llevando el presidente López Obrador ante Los Estados Unidos  por haber traído, en primera instancia,...

Purgatorio

Delirantes, aberrantes y despiadadas resultaron las declaraciones que hizo el fin de semana pasado el subsecretario de salud federal, Hugo López Gatell, en un...

Purgatorio

Jorge Luis Malpica Ortiz Al cierre de ya casi todos los cómputos electorales en el país, la glosa que dejan los resultados es que...

Advertisement
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x