Síguenos en nuestras redes

Hola, ¿que estas buscando?

NV Noticias

Artillero

La carta de Dante

Por Moisés Hernández Yoldi

La concentración de poder es un desafío en todo régimen, la historia nos muestra evidencia documentada de los graves daños y excesos que se pueden cometer cuando el poder se concentra y no encuentra contrapesos en su ejercicio.

Podemos definir el poder como la capacidad de producir cambios significativos en el estado de las cosas, directamente o a través de terceros, mediante acciones u omisiones. El sociólogo Max Weber ya advertía de los peligros de la creciente concentración del poder. Su discípulo Robert Michels señala que las organizaciones modernas, tanto privadas como públicas, suelen estar bajo el control de reducidos, pero poderosos grupos políticos o financieros. Según Michels, los líderes son elegidos democráticamente pero tienden a integrarse en lo que Charles Wright Mills denomina las “élites del poder”.

Toda Democracia madura tiene de manera natural contrapesos que le permiten avanzar en su desarrollo. En México estamos construyendo y consolidando una democracia, estamos aprendiendo a vivir en ella. En este proceso hemos constatado el valor de los contrapesos para que la vida democrática se desarrolle evitando concentraciones de poder.

La oposición política es un elemento básico y esencial en los regímenes democráticos; su importancia radica en que son el factor de control y limitación de los gobiernos en turno y la alternativa a la formación de nuevos gobiernos. Dentro de un régimen democrático, la oposición tiene entre sus tareas la de mantener el equilibrio entre las intenciones de la autoridad y el apego a la legalidad.

La oposición tiene tres funciones dentro de una democracia: colaboración, control y contestación. Una oposición sólida no se construye solamente a partir de votos en contra de las propuestas presentadas por el Ejecutivo y su partido político, sino también en la discusión con sus adversarios de los mecanismos con los que se solucionarán las problemáticas de un país. El pluralismo y la convivencia en el disenso son “presupuestos inexcusables de la democracia”. La oposición debe buscar gobernar desde la colaboración y asumir la responsabilidad de disentir y de apoyar buscando el mayor bienestar para la población.

En este sentido vale la pena retomar la carta que el senador Dante Delgado dirigió al presidente en días pasados, en ella el experimentado político veracruzano acusa al presidente López Obrador de haber construido una oposición a su favor e intereses, pero no la que necesita el país. Delgado Ranauro va más allá y lo acusa de construir, con las formas tradicionales de operación política, las condiciones para secuestrar al Congreso, capturar al Poder Judicial y restituir la presidencia imperial.

En la carta, Dante se da tiempo para fustigar al PAN y al PRI, a quienes califica de ingenuos, al aprobar las reformas que le permitirán al presidente coartar la libertad de quienes disienten o se opongan a los intereses del régimen.

Dante Delgado advierte que: “Frente a este atentado a la democracia y a la división de poderes, los empresarios, desesperados y ofendidos, y los dirigentes de partido, ofuscados y desconcentrados, no logran entenderte, ni estudiarte, ni analizarte, ni valorarte como el ser político que eres. Los tienes totalmente desorientados”.

Y agrega: “Los provocas permanentemente para que sigan aturdidos: liberales contra conservadores, buenos contra malos, honestos contra corruptos, amigo del pueblo bueno contra la mafia del poder. Lo lamentable es que, sin excepción alguna, todas esas fuerzas de representación real han aceptado tu desafío de conmigo o contra mí. No advierten que tu objetivo es contrastarlos con un gobierno que, aunque inoperante, es cercano a la gente. Por esa razón no procuras acuerdos, insistes en diferenciarte de ellos, es tu timbre de orgullo, te sientes honrado y procuras cercanía con un pueblo que rechazó la forma en que ellos gobernaron los últimos 18 años”.

Finalmente Dante es lapidario al momento de calificar a los líderes de los partidos opositores:

“Desafortunadamente, hoy nuestro país tiene a la generación de dirigentes más mediocres y torpes de la historia. Acostumbrados a ser depositarios de un poder derivado, es decir, el que se delega de arriba hacia abajo, no saben cómo reaccionar y no pueden comportarse a la altura del momento que vivimos porque no entienden lo que significa el poder generado, ese que se construye de abajo hacia arriba, el que se gana con esfuerzo y trabajo propio”.

La carta de Dante no solo está dirigida al presidente López Obrador, sus señalamientos tienen varios destinatarios, se trata de la crítica de un veterano de la política, un hombre que ha transitado en las mismísimas entrañas del poder, formado y educado en la vieja escuela priista, la misma en la que se crio y creó Lopez Obrador, tal vez por eso y solo por eso, valdría la pena tomarlo en cuenta.

Click para comentar
0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

Artillero

Por: Moisés Hernández Yoldi La mañana de este sábado asistí al evento organizado y convocado por Coparmex Veracruz, donde la senadora Lilly Téllez ofreció...

Artillero

Por: Moisés Hernández Yoldi La Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), ha sido un momento estelar para Marcelo Ebrard. El...

Artillero

Por: Moisés Hernández Yoldi Fuertes críticas por parte de la oposición ha generado la visita del presidente de Cuba a México. Llama la atención el...

Artillero

Por: Moisés Hernández Yoldi La construcción y desarrollo de torres de departamentos y condominios en los Fraccionamientos Reforma y Virginia, una de las zonas de...

Advertisement
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x